El presupuesto de mantenimiento

Una de las principales funciones de los gestores de mantenimiento es el cálculo de los presupuestos de mantenimiento, ya que es más complicado predecir el futuro del presupuesto que conocer el cálculo de las predicciones anteriores, que pueden haber sido o no acertadas. Todo lo que se comenta aquí contribuye al buen funcionamiento de los equipos, que es fundamental para la rentabilidad y la competitividad de una instalación.

Aplicaciones para presupuesto de mantenimiento

Dado que la aplicación de un presupuesto de mantenimiento adecuado reducirá los gastos de explotación y aumentará la rentabilidad de los activos en la gestión y reparación de los equipos, el gasto en mantenimiento debe orientarse a la consecución de este resultado.

la gran importancia del presupuesto de mantenimiento industrial

Dado que es difícil financiar adecuadamente un programa de mantenimiento realista si no se establece un control y seguimiento del mantenimiento, es crucial tenerlo en cuenta. La información fiable que necesita una empresa para elaborar un presupuesto realista es un requisito previo para que dicha organización pueda realizar cualquier tipo de cálculo basado en el rendimiento.

El resultado es que muchas organizaciones industriales están perdiendo cantidades sustanciales de dinero porque no llevan al día sus gastos de mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo. Por ello, deben ejercer un estricto control sobre toda su programación y estrategias para generar información fiable, precisa y oportuna.

Conocimiento de los costes

No en vano, el objetivo del conocimiento de los costes de mantenimiento de las máquinas es conocer de forma objetiva y real lo que cuesta la función de mantenimiento de las máquinas para reducir los costes, lo que se apoya siempre en una producción precisa y eficiente, una buena calidad y un excelente estado de las máquinas y de las instalaciones. Además, se crea una información beneficiosa para los trabajadores que les ayuda a tomar mejores decisiones.

En este sentido, los objetivos deben dirigirse de forma particular o general. Ya sea de forma individual de toda una máquina o grupo de máquinas, equipos auxiliares, lugares, instalaciones, etc., o en su conjunto. Así pues, se afirma la proposición, que es la premisa de la teoría mencionada, de que se requiere un mejor análisis de la información previa sobre los costes para aumentar el presupuesto de mantenimiento.

un presupuesto de mantenimiento anual

La responsabilidad de calcular el presupuesto de mantenimiento de cada año es una de las que el Jefe de Mantenimiento de una empresa debe aceptar como responsabilidad principal, además de otras muchas. Es difícil crear un presupuesto de mantenimiento, ya que los costes de mantenimiento predictivo y preventivo que le corresponden se calculan en base a un plan de mantenimiento anual, que equivale al presupuesto de la organización para el año.

Como consideración adicional, hay que tener en cuenta que además de la mano de obra, que es un coste constante, existen otros gastos variables que se desencadenan por las averías que se producen, pero que no están previstos en el plan presupuestario anual de mantenimiento.

costes iniciales y anuales

Por otro lado, en lo que respecta al presupuesto anual de mantenimiento, es importante diferenciar entre los costes iniciales, como la compra de herramientas, el stock de repuestos y la formación de los trabajadores, que no son repetitivos, y el coste anual, que se repite cada año y con ciertas variaciones que dependen de la vida útil y el desgaste de los equipos.

También es fundamental incluir en el presupuesto anual de mantenimiento los costes de contratación y formación del personal recién contratado, así como la formación del personal actual para la mejora continua del equipo de trabajo de la planta con el fin de prolongar la vida útil de la maquinaria.

bienes industriales.

Teniendo esto en cuenta, se puede ver que el presupuesto es un plan de financiación anual, con partidas presupuestarias de mantenimiento que sirven de guía para la ejecución de programas para el personal laboral para un período determinado. De esta manera, se puede medir el éxito de los programas y planes que se han implementado.

Considerado de esta manera, el presupuesto anual de mantenimiento industrial tiene varios componentes:

Personas:

aquí hay que tener en cuenta la inversión fija anual de la empresa para cada uno de los trabajadores de la zona, los gastos de transporte para llevar a las personas a las fábricas, los gastos de formación y otros, todos ellos a cargo de la empresa.

En el cálculo del presupuesto de mantenimiento de repuestos y consumibles, o necesidades, se incluyen las siguientes categorías: repuestos, que son las necesidades totales durante la duración del plan presupuestario de mantenimiento, y consumibles, que son los distintos materiales (aceite, filtros, ropa y combustibles) que se utilizan a lo largo de ese periodo.

Herramientas y medios técnicos:

se trata de la cantidad de dinero necesaria para adquirir nuevas herramientas y medios tecnológicos, o para sustituir las herramientas y medios tecnológicos que se han deteriorado. En este caso, las decisiones sobre las compras incluyen las decisiones sobre la compra de herramientas de sustitución, así como las decisiones sobre la compra de herramientas nuevas o el alquiler de equipos.

Asistencia a los empleados:

trabajos que generalmente se contratan a empresas externas para que proporcionen mano de obra en las horas punta de trabajo, para que los empleados puedan permanecer en pie, y para contratar mano de obra especializada tanto para el mantenimiento preventivo como para el mantenimiento que se produce a intervalos específicos. Además, también se obtienen los servicios de una serie de empresas que ofrecen certificaciones de haber realizado trabajos específicos, como talleres internos, fabricación de piezas, bobinado de motores y otras formas de mantenimiento.

PRESUPUESTO DE MANTENIMIENTO

Gastos fijos en el presupuesto de mantenimiento

Algunos gastos fijos en el presupuesto anual de mantenimiento se mantienen igual, como la mano de obra habitual y los precios de las reparaciones programadas, mientras que el resto de gastos son variables y dependen de las averías que se produzcan. En cuanto a los materiales y los contratistas, cada año se producen distintas averías. Por tanto, los apartados correspondientes a materiales y contratistas variarán drásticamente de un año a otro.

Presupuesto de mantenimiento anual

Pero es igualmente importante comprender, a la hora de elaborar el presupuesto anual de mantenimiento, que hay varios costes iniciales de implantación distintos, como la compra inicial de herramientas, la compra de stock de repuestos y el periodo de formación, que no se repite, y el coste anual, que se repite anualmente con algunas variaciones.

El presupuesto también debe tener en cuenta los costes de las grandes revisiones u otros gastos que se producen de forma periódica y que no pueden considerarse un gasto de un solo año. Estos gastos deben repartirse a lo largo de los ejercicios fiscales correspondientes.

Confección del presupuesto

Es importante tener en cuenta todas estas consideraciones a la hora de confeccionar el presupuesto anual, ya que si el presupuesto es superior a lo que realmente se necesita repercutirá en la cuenta de resultados, pero si el presupuesto se queda corto y no proporciona los recursos adecuados para llevar a cabo un mantenimiento correcto, aumentarán los problemas como las averías y se acortará la vida útil de la planta. En consecuencia, es un mal negocio hacer un cálculo erróneo en el presupuesto de mantenimiento, ya sea aumentando o disminuyendo.

coste anual de una planta

Y a modo de referencia rápida, a grandes rasgos, se puede afirmar que el coste anual de mantenimiento de una planta industrial es proporcional al coste de las máquinas que contiene y su montaje, y es independiente de otros conceptos, como el coste del suelo, los permisos, las obras externas, los beneficios y los márgenes comerciales de los constructores (en los contratos tipo EP

C). El coste anual de mantenimiento, que suele representar entre el 2% y el 3% del coste de los equipos, puede aproximarse al 2% o al 3% del coste de los equipos y del montaje. Hasta hace poco, la mayor parte del presupuesto se destinaba a los gastos de personal, que representaban aproximadamente la mitad de todo el presupuesto.

El número de recursos, como las materias primas y los contratos externos, necesarios para el mantenimiento de una planta industrial típica asciende a unos dos tercios del presupuesto de mantenimiento en las instalaciones de nueva construcción.

¿que gastos fijos tenemos en el presupuesto de mantenimiento?

Algunos gastos fijos del presupuesto anual de mantenimiento permanecen invariables, como la mano de obra habitual y los precios de las reparaciones programadas, mientras que el resto de los gastos son variables y dependen de las averías que se produzcan. En algunos años, será difícil encontrar algo debido a las escasas averías o a la gravedad de las mismas. Este apartado de materiales y contratistas puede ser drásticamente diferente en cada año.

Por otro lado, a la hora de confeccionar el presupuesto anual de mantenimiento, es importante distinguir entre los costes de implantación inicial, que se refieren a la compra inicial de herramientas, la compra de stock de repuestos y el periodo de formación del personal, que no se repite, y el coste anual, que se repite cada año con algunas variaciones.

Por último, el presupuesto debe tener en cuenta los gastos que se repiten con mayor frecuencia que la anual, como las revisiones importantes u otros gastos cuya periodicidad es superior a la anual, que no pueden tratarse como gastos de un solo año y que deben repartirse entre los ejercicios correspondientes.

consideraciones para confeccionar el presupuesto

Es importante tener en cuenta todas estas consideraciones a la hora de confeccionar el presupuesto anual, ya que si el presupuesto es superior a las necesidades reales repercutirá en la cuenta de resultados, pero si el presupuesto se queda corto y no proporciona los recursos adecuados para realizar un mantenimiento correcto, aumentarán los problemas como las averías y se acortará la vida útil de la instalación. En consecuencia, es un mal negocio hacer un cálculo erróneo en el presupuesto de mantenimiento, ya sea aumentando o disminuyendo.

Referencias en el presupuesto

Y como referencia rápida, a grandes rasgos, se puede afirmar que el coste anual de mantenimiento de una planta industrial es proporcional al coste de las máquinas que contiene y su montaje, y es independiente de otros conceptos, como el coste del suelo, los permisos, las obras externas, los beneficios y los márgenes comerciales de los constructores (en los contratos tipo EPC).

El coste de los equipos y del montaje, más el 2% o el 3% del coste de los equipos y del montaje, equivale aproximadamente a los costes anuales de mantenimiento. Durante muchos años, este presupuesto se confeccionaba con cifras que incluían los costes de personal en más de la mitad del total. La composición actual del presupuesto de mantenimiento de una planta industrial, cuyos 2/3 son para materiales y contratos externos, es representativa de todas las instalaciones de nueva construcción.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad